Esta imagen la he encontrado en un escaparate de una población, relativamente, pequeña. Tod@s habréis observado cómo viene proliferando el uso de la bicicleta como soporte publicitario por parte de las grandes marcas así como reclamo desde multitud establecimientos de comercio de proximidad pertenecientes a distintos gremios.

la-bicicleta-ha-llegado-para-seguir-quedandose

Este episodio junto a estas circunstancias, en mi opinión, empoderan sus virtudes de manera interesada, es cierto (medio de transporte sostenible por excelencia, la opción más barata, no contamina, reduce los problemas de tráfico de las ciudades y te permite realizar actividad física mientras te desplazas), pero por otro lado, vienen potenciando que, en muchos casos, muy poco a poco, este elemento crucial de la movilidad esté dejando de ser un objeto más en el fondo ideal de nuestro paisaje urbano, para convertirse en el elemento principal de nuestro día a día.

De ahí que, me alíe con aquell@s que piensan que todo suma a favor de la consecución de nuestros logros y no participe del discurso de l@s que defienden que la bicicleta se ha convertido en una moda “pasajera”. Si no estuviera convencido de que la bicicleta ha llegado para quedarse, mi esfuerzo y dedicación no tendría ningún sentido.

Pin It on Pinterest

Share This